Las instituciones y gobiernos deben de considerar de forma específica las necesidades que tenemos las ciudadanas mujeres, como por ejemplo, si eres madre trabajadora y soltera tienes la necesidad de contar con una guardería donde se cuide a tus hij@s, mientras trabajas.

       Esta problemática no es un caso aislado, muchas mujeres están en está situación.

       El gobierno y sus instituciones deben atenderlo como una demanda colectiva, que además de beneficiar a las mujeres, beneficia a las sociedades en su conjunto.