Violencia simbólica: casi nunca la identificamos porque no nos damos cuenta pero es ejercida contra nosotras en todos los ámbitos de la sociedad. Diferenciando la forma en la que debemos comportarnos y en la que deben comportarse los hombres.